By Fulcanelli, Philip Bates

“Cien años de soledad”, de García Márquez, es, entre otras cosas, una alegoría alquímica. Uno de los personajes de “Abadón el exterminador”, de Ernesto Sábato, pregunta a otro: “¿no has leído a Fulcanelli? Pues tienes que hacerlo”. Y considerando que tal vez estuviera hablando por boca de ganso en nombre de una autoridad textual más elevada, me lancé yo mismo a los angeles lectura de ese misterioso escritor, personaje o entidad, autor de obras publicadas tan espaciadamente que no pueden ser abarcadas por los angeles vida de una character y cuya identidad actual ha sido atribuida a diversos personajes relevantes del siglo XIX. l. a. primera de las cuales que cayó en mis manos, “El misterio de las catedrales”, va indagando y poniendo de manifiesto el modo specific en que Occidente asimiló el corpus de saber arcaico que constituye el fundamento del pensamiento de todas las sociedades humanas, forjadas a lo largo del espacio y de los angeles historia, acumulado en edades primitivas. Todo ello plasmado en esas fabulosas biblias de piedra. Fulcanelli, como todo buen ocultista, no revela todo en cada una de las partes de los angeles estructura cambiante y movible de sus trabajos, pero lo que vela en una, lo desvela en otra, continuando así en una suerte de espectáculo de sombras chinescas, hecho de luz y oscuridad alternadas, debiendo el lector recolectar con paciencia y discernimiento, aquí y allá, los angeles brizna de hierba destinada a esclarecer su mente, reveladora de una entera cosmogonía, dejando de lado el montón de heno cuya única vocación es los angeles de pudrirse.

Show description

Read or Download El misterio de las catedrales PDF

Best no-ficcion books

Liberalismo politico

John Rawls pregunta cómo una sociedad estable puede vivir en armonía cuando está profundamente dividida por doctrinas filosóficas incompatibles.

Investigación para jóvenes

E-book through Tamayo Y Tamayo, Mario

Additional resources for El misterio de las catedrales

Sample text

Veremos a continuación que no había motivos para acusar a Cambriel de "artificio", de "superchería" y de "descaro". �Pongamos la cosa en su punto: el pilar que se encuentra actualmente en el pórtico de Nótre-Dame es una reproducción moderna que forma parte de la restauración de los arquitectos Lassus y Viollet-le-Duc, efectuada hacia 1860. El pilar primitivo se encuentra confinado en el Museo de Cluny. Sin embargo, hemos de decir que el pilar actual reproduce con bastante fidelidad, en su conjunto, el del siglo xvi, a excepción de algunos motivos del zócalo.

Si el recogimiento, bajo la luz espectral y policroma de las altas vidrieras, y el silencio invitan a la oración y predisponen a la meditación, en cambio, la pompa, la estructura y la ornamentación producen y reflejan, con extraordinaria fuerza, sensaciones menos edificantes, un ambiente más laico (1) J. F. Colfs, La Fil@n généalogique de toutes les Ecoles gothiques,París, Baudry, 1884. y, digamos la palabra, casi pagano. Allí se pueden discernir, además de la inspiración ardiente nacida de una fe robusta, las mil preocupaciones de la grande alma popular, la afirniación de su conciencia y de su voluntad propia, la imagen de su pensamiento en cuanto tiene éste de complejo, de abstracto, de esencial, de soberano.

Casi totalmente abolida, en nuestra época de saturación agresiva y esterilizadora, en la inmensa mayoría de las gentes. Raros son los que se aplican a la idea viva, a 1a imagen fructífera, al símbolo siempre inseparable de toda elaboración filosofal o de toda aventura poética, y que se abre poco a poco, en lenta progresión a una mayor cantidad de luz y de conocimiento. Muchos alquimistas, y la Turba* en parúcular, han dicho, por boca de Baleus, que «la madre se apiada de su hijo mientras que éste es muy duro con ella».

Download PDF sample

Rated 4.37 of 5 – based on 41 votes